miércoles, 27 de noviembre de 2013

Muerte, Poesía, Otras contradicciones y dos poemas

Aparecer. Desaparecer. Ese es el acto de crear. Aquel que crea sufre, ejecuta una desintegración, la realidad misma se desarma, se hace pedazos en él para luego jugar, a riesgo de extravío, a rearmarlo todo despacio. Muy despacio encumbrar las nuevas murallas para evitar que otros vean nuestro gran, imposible y delicado reino. Solo posible por nuestra elección de exilio, de estilo. Por nuestro atrevimiento y desafío hacia aquellos grandes hombres locos que lo remozaron todo en su cataclismo y enfermedad capaz de circundar y limitar a todos.Así es la belleza que florece. Su aparición es rústica, una locura, hasta que por fin nos pervierte. De inevitables: nos fascina. Dramatis personae envuelta solo obedece. Su refrenamiento en lo que aniquila ya no es posible.Golpe a golpe inconmensurable se avecina una destrucción. El cuerpo es solo carne. Carne podrida que hace belleza. La gran contradicción es la madre todopoderosa; no se calma hasta hacer el gran fin y el gran principio. Nada es coincidencia. El azar no existe. Los núcleos siempre se encuentran. La belleza aplastará belleza..... Nada nos ha atado tanto a la vida como la muerte. La espectrante longevidad que execramos y espectamos irse debe ser nuestro nacimiento. Y la furia que detuvimos ante nosotros mismos en la lejanía debe crear y ponderar la liberación de los que no tendrán jamás la oportunidad de ver nada más que todo lo hermoso que dejó aquella carne consumida. Transformada en irse: horrendas bellezas se abrazan felices.Uno llega del aire, del vacío inexplicable o de una puerta tan cercana a nosotros mismos que no la vemos. No hay salida en uno: el retorno es otro, extrañísimo. Y ay del que se reconozca: ¡su presencia será borrada! Pero todo será imposible. Nuestra carne tan propincua a la madera se ha astillado en nuestra creación terca, irresistible, en derrumbamiento constante, se abre fácilmente por delicada, torna imposible su propio sustento y casi ya muerta descubre en su utopía un saber metálico, robótico, para equilibrar los nuevos sueños entre otras luces y obscuridades descubiertas..... La vida en su máxima altura y maravilla de ser entre todas las cosas debe también comprender la necesidad de verse intensamente copiada por las masas inertes. La búsqueda de equilibrio entre lo muerto y lo vivo está dado desde el principio. Su extensión y armonía se vislumbra ubicuamente. Seres metálicos viven y son cumbre en alguna realidad.La desaparición absoluta de las cosas y entre ellas de la vida ¡ya no es posible! En nosotros, en nuestra mente, se ejecutan los lazos interminables con otros lejanos orígenes.He pensado con la ciencia de la poesía y hacia ella voy con mis peligros puros. Abriendo y cerrando otras contradicciones en un poema que vive y siente a través de mí esta causalidad viviente de lo vivo en lo muerto y viceversa. La misma que ensangrentada florece en la obra de Juan Ojeda, Gérard de Nerval, Paul Celan, William Blake y otros que no soportaron pero evidenciaron tal mácula.................... Refracción // ...De aburrido, aun monja te desvisto: / Regatas del Sur, invencible, practico.................... // Elevación, maldición que me contempla / Trastocar en frágiles economías: / Masturbar bellezas, pulular poesías... / Latido, deslatido, el que me templa // Firmar, fechar muerte... oh libre perdición. / Inventar sensualidad, besar, derrotar... / Alucinaciones contar hasta matar. / Juez del arte dormirte, ajena ilusión // Como mártir del dolo... oh cosa amada. / Color, motor de la mente; quitar arte. / Oh muerte sola... vivirte y matarte / Rosa, ¡oh hermosa descorazonada! // Asentada... mirar al viajar, copular / Lacra o impura loca del estilo / Ante la no luz... de boca me destilo: / Todo prohibir para encontrar y volar.................... // TIEMPO // Hacer de Dios... deshacer / Vuelo, mocedad, frío. / Lagrimar lento río, / Corazón, permanecer. / Presente, homo, no nacer... / Santa luz malherida. / Poesía, armar vida... / Desnacer, culpar fuente / Develada. ¡Oh! Poniente: / ¡Hora de Dios fallida!.................... Pisco, 2006-7.

sábado, 16 de noviembre de 2013

SILENO

.........................Sileno vive pero no ama la tormenta. Conoce la materia a veces sólida a veces líquida y a veces descubrimiento....... Sea un hombre más allá del equilibrio / Sea por bondad en la mañana, al mediodía pleno o en la noche prófuga Sileno acometía en la abyecta gravedad / Sea por un niño loco y lejano al que nunca le perteneció el sol / Sea por el oído destrozado enfrentando a las cúpulas / Las canciones de las putas regadas no en los baños ni en los cielos sino en el arco fúnebre del corazón / Será en un viento corrupto su dulzura / Será el gran rojo tanático su dragón / Será el sol negro de sus ojos en el licor: el árbol en el semblante espera con su hacha un aleteo, una extremidad mutilada, un jardín con el centro apolíneo / Más grave aquel que fragmenta su arpón en el océano del silencio, un río en blanco duerme su función / La carne solamente instante, revestimiento / Sileno escupe a los cielos, ve el vómito verde de los polos / Sileno sin la inmensidad de la altura cae, cae, solo sabe caer / Sileno vive pero no ama la tormenta. Conoce la materia a veces sólida a veces líquida y a veces descubrimiento / Sileno se detiene pero ama la aventura, lo prohibido en la pintura arcaizante....... *De SILENO, noviembre de 2013.