sábado, 31 de diciembre de 2011

Lo supremo

Lo supremo


................................A la poesía


El sabio piensa demasiado y nada sucede
El gran maldito ejecuta es ruin es el más libre
La transformación la sangre en el paisaje es lo nuevo
El criminal mano de Dios ejecuta las formas por llegar
El inocente llama para ser destruido
La noche llena la libertad
La Diosa del atrevimiento no se acongoja ríe
Infringir la ley es el secreto de vivir
No hay libertad con proporción
La naturaleza es abyecta libre
La poesía materia por destruir
El gran enfermo revela su magnitud de fuego rojo por contagiar
La bondad no es un reino para esperar
Lo criminal siempre se ejecutaría a pesar de la libertad
La vida tiembla ante la muerte
Lo fúnebre siempre aumentará
Lo irrealizable te llena de vigor
El Dios revela la posibilidad la deformación
El hijo es el abismo
Lo indudable lo desconocido
La muerte más cercana nos ama
No hay destino solo irrealidad que se reconoce
La franqueza es lo inútil
El límite lo no imperdonable



Canta, en una noche de agosto de 2011.

viernes, 30 de diciembre de 2011

La sombra roja

La sombra roja



La natura con el fuego de los mortales nombra
Dios salvaje a una orilla
El cielo anuncia el deseo en el agua
Se buscaba la hora negra frente al sol
El río encendido llenaba la materia inútil
Toda vida encontrada
Toda vida bordada para el consuelo
Aspirar la locura de la noche en el mar
El cielo puebla la dificultad
El aparecer de la búsqueda se torna madre
El que desconoce se torna fuente del cielo
Se prefiere la criatura a lo detenido
Adquiere la materia exquisita la dimensión desconocida
El cielo se esplendía agua en el mar negro
Solo los dones amanecían
El péndulo que hacía al sol fúnebre
Cielos piensa la sombra roja en el camino
No esperes el día ante lo imperturbable
Dios en la turba no desciende
El alma sin materia sólida ya existe
Se alza el mar inmenso naciente silencioso
Y quiebra la sombra de la flecha viva
El viviente astro se atiene a sus secretos
Luces de la muerte a sus ojos se rinden
Los dones bajo la tierra proseguían
Y el cielo en sólido gris impactaba
La inmortalidad en el futuro reposando el mediodía
Una densa gracia en la sangre abría la tierra
El temor de la materia
En el interior se alejaba palomas negras
El océano temblando grandeza entraba al vacío
Los poderes en el espacio se sumían en sombra
Siempre el futuro sosteniéndose
De la luz la serenidad consumida se acostumbraba
Mientras la materia de lo posible se tornaba extensión
Natura o algo delicado por reconocer



De El agua que abría el sol negro.

No existía tal lugar

No existía tal lugar



Inmóvil duración las lanzas levantadas pesaban la muerte
El sol rojo al borde
El dolor mudo reflejando lo que se extinguía
La noche se encerraba
El día se encerraba
Los círculos ardían bajaron el mar irradiaba bosques en el ocaso
Siempre amanecía
No existía tal lugar
Estaba el rocío en la armadura silencioso hecho de plata
La noche se desplegaba en la materia que se puede amar
Y vio a la invisible en el mundo acercarse noche
El día huyó
En la luna la florr en élla ha visto nacer aves
Pasando el tiempo con sus ojos negros se escondía
La sombra lo animaba vigilaba las caricias
Es demasiado el amor
Se mostraba para detenerse la noche fue hecha
Partimos la vida temblorosa solo partimos
Queda la noche hermosa
Mi contento rompiéndose en las olas para morir muy lejos
La lejanía roja
Se ondulaban las hijas al alzarse
Lo que tocó con su aliento quedó muerto
El sol dorado lo buscaba muerto
De hielo el consuelo
El agua lo inundaba tiempo fugitivo
Sombrío vio alzarse frente a ellos un lobo
La estirpe salvaje a su suelo negro hizo en otros tiempos
La lluvia que abría la noche aquí tuvo un lugar
La vida que abría la muerte existió
Presta la flor brillante el ave
La sombra de un muerto
Se oculta en la noche lo anima solo lo contemplado de la dicha
Esta orilla latiera un tiempo sagrado para buscar
La azul armonía se acababa
El triste brillaba a semejanza trémulo
La alegría se anochecía en un transporte de aguas negras
Los cielos bien pronto oscurecidos
El cuervo esperando su certeza
La estrella disparada arqueaba en la tierra un gran incendio
La destrucción quedó espuma negra del amanecer
El amor intacto



De El agua que abría el sol negro.

jueves, 29 de diciembre de 2011

La noche solo muestra su obra maestra

La noche solo muestra su obra maestra


......................................Para Élla…


La noche solo muestra su obra maestra
El agua negra golpeando el sol mientras irradiaba exactitud
El espíritu maestro del mar
La noche que beatificó
Los pliegues el semblante de las grandes aguas
El fluir de la vida los aires oscuros del sol
En el cielo la severidad alcanzada
La vida con su arco bajo el sol arco danzante
Más agua que sol te escondiste
Efluvio blanco por el mar del diluvio
La vida se colmaba los saberes listos
Se escondía aire de la luz que buscaba
Los impactos negros en el mar intactos
Todo lo extinguido lo devolvía el sol en sus jaulas de agua dorada
El sol coronaba la muerte serena
Dios no podía vivir solo en el agua de la maravilla
El dragón sobre el éxtasis transformado en otras aguas
Las noches temblantes
La muerte llegaba agua renovada
La luna roja se depositó
Se acercó al sol negro vida por llegar
Los caballos dorados de las aguas descendían reflejados
El espíritu del día se serenaba la muerte escanciaba
La facultad comprendida la divina ciencia
Los círculos perfectos miraban al sol y lloraban sus aguas nuevas
Las fronteras preguntaban sobre las manos que han pasado
El aire del ojo frente al sol rojo
Los que pensaban más grises esperaban
El dragón dormido
Todo lo inundaba
No se apareaban las aguas libres frente a este sol
La noche cristalina sembraba el haber deseado
Los días triunfantes
La altura del sol poníamos la muerte dormía
La vida a flote plenitud arcos negros del sol
La antigua gruta lejos de esconderse llenaba el peristilo de luz
El sediento clamaba coordinación las aguas tristes
Los soles saltadores la noche en los umbrales
Los impulsos de las aguas negras te enseñaron a ser sol
Reconoces la noche de luna demudada
El sol sobre el mar cansado
La muerte es sensible el sol es sensible
El mar está inundado de noches blancas
La vida redimida el sol de soledades
Pero yo te sigo mostrando



De El agua que abría el sol negro.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

La resistencia

La resistencia



El propósito de la luz fluía
Los negros esenciales se hacían líquidos
La vida lo llenaba todo los fluidos prohibidos
El nacer lo dificultaba todo
Salías en el agua prófuga llena de día
Los arcanos tan cercanos
La sangre en lo que se alcanzaba viviendo
La luz acontecía
Vida se le escapaba a dios
La noche era el cuerpo el día de lo que se alejaba
En la cima seguía siendo igual el sol
La vida moría la muerte lo intentaba
La vida fingía vivir la muerte asustada
El palacio de la brutalidad escindía
Dios lo olvidó todo
Los sólidos rememoran
El agua discurre profundidades que no serán expuestas
La materia negra brillaba hacía frío
Muriendo estaba el día
Los funerales en los límites la comprensión a un lado
Los fuegos paralelos nos dejaban
El sol lelo antes la propia tierra
El cismo no era obstáculo
La muerte no se extinguía
La muerte no se entendía más que vida
Los centros los líquidos los dioses muertos
El inmortal detenía el día
La lámpara cambiante por los jardines
Infinito infantil respondía
El agua es un sólido que olvidó
Hijo de la simplicidad te llenabas de agua clara
La materia incorpórea surge con élla el amor a los mundos nuevos
Posados en la tierra los hombres pájaros
El espejo negro de un cielo
Todo es apariencia conmutada
La vida es eterna
Los mares exaltados descubrían la noche
El amor ya no era deseado si no por absurdo e inmaterial
Los filos rojos de los mundos azules estaban sentenciados
El mortal no amanecía solo sabía de la vida
Los témpanos de sus sesos eran el mundo no visto
Sus sesos eran el mundo la resistencia
El anillo precioso antes de la desnudez de la luz iridisada
En las tinieblas un rostro oculto deseaba solo la muerte



De El agua que abría el sol negro.

El agua que abría el sol negro

El agua que abría el sol negro



Los fundamentos negros
Los palacios de agua en el cielo degradados
Lo sólido basto luminoso respondía
La noche antes los bordes del sol
La fugacidad caía en el agua que abría el sol negro
La luz nacía la distancia aparecía santa
La noche en los cuerpos mudos
El día en los cuerpos mudos
La estrella lo ennegrecía todo
La nobleza en su frente figuraba tiempo antiguo
Crearían sus hijas las fuentes negras
La idea de lo eterno obstruyendo la falsedad
Los herederos lo sabían
Flor que recibía fuego negro
Los movimientos
Lucientes precisos consolaban una memoria realizada materia
La desaparición en la profunda luz anidaba
La amada desnuda se alejaba de toda forma de memoria
Sus rayos negros abrazaban toda la materia
En sus ojos
Se equilibraba el agua roja fuente del todo
Las creaturas frías de la noche ardían
Los mortales no entendían a la tierra en su mente
La imagen o los afectos para saber renacer
La escuadra del tiempo vacilaba sus celdas moradas
Desciende la noche cruza el cuerpo silencioso
Humedecido un valle abierto en el camino embriagaba
Seres grises esculpían el tiempo con sus frentes
Los puentes en el tiempo purpúreos
La luz que desconocía su fuente de armonía
Sepultada en la noche
Su belleza reanimaba la causa oscura del genio
Se alzaban sombrías las transformadas en más que luz
Clarecía extremo de beatitud
Se dormía el holocausto blanco
Los días inmortales olvidaban la noche
Murmurante el vivir se ampliaba muerte pronto olvidada
Susurrante materia negra que yacía en el día
Al despertar encontraba la serpiente roja del sueño reposante
El día en el mar pensante
Inmóvil el cuerpo negro depositó la negación



De El agua que abría el sol negro.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Refracción





















Refracción



.....................De aburrido, aun monja te desvisto:
.....................Regatas del Sur, invencible, practico...



Elevación, maldición que me contempla
Trastocar en frágiles economías:
Masturbar bellezas, pulular poesías...
Latido, deslatido, el que me templa

Firmar, fechar muerte... oh libre perdición.
Inventar sensualidad, besar, derrotar...
Alucinaciones contar hasta matar.
Juez del arte dormirte, ajena ilusión

Como mártir del dolo... oh cosa amada.
Color, motor de la mente; quitar arte.
Oh muerte sola... vivirte y matarte
Rosa, ¡oh hermosa descorazonada!

Asentada... mirar al viajar, copular
Lacra o impura loca del estilo
Ante la no luz... de boca me destilo:
Todo prohibir para encontrar y volar...



*Pensando el arlequín de Pablo Picasso.

Prisma de nivelación: Locura y renacimiento en Gérard de Nerval














Prisma de nivelación: Locura y renacimiento en Gérard de Nerval



.............Je pense à toi, Myrtho, divine enchanteresse,
.............Au Pausilippe altier, de mille feux brillant,
.............À ton front inondé des clartés d'Orient,
.............Aux raisins noirs mêlés avec l'or de ta tresse.
(1)
.............Gérard de Nerval



Líquido de descansar crepúsculos. Perfección faltar para ¡entren! existir; purpúreo ligazón negar sé escudo. Perla, del morir, concierto inerte. Cuando un poeta ha perdido toda conexión con su nacimiento físico recién se inicia su propio reconocimiento y lenguaje para ya nunca moverse. Para escribir muerto. Todo poeta puro siempre canta ciegamente en su propio nacimiento y prisión. Su música, tornado de realidad sin tiempo, es indefinible y es lo más propincuo a un concierto inerte. Es un concierto inerte. Escuchamos, leemos la poesía de un muerto aunque físicamente no lo esté. Porque qué es la muerte sino un infinito extraviarse. Así como la vida es el retorno de una espera infinita. Es en donde nacer, él que nació, llegar del infinito. Soñado. Un elevarse en el abismo pero en el vacío. Todos, –lo que no he amado–. Para el poeta. Siempre se ha dicho que la música no puede expresar nada (lo dijo Stravinski) (2) y es lo que se sucede en la poesía. Ella, siendo naturaleza perdida, es el Todo, sin explicación. Como Narciso contemplándose en el infinito de su propio ser, hasta morir. Pero morir para vivir más allá de la pureza y de la función ejecutoria de estar en el mundo. Recordemos que Narciso forma parte de una mitología que es su universo de ser, así también el poeta recupera su infinito y se transforma en él. Como su propio mito. Como Dios, ausente, invisible, que destruye y crea cuando quiere. Y nosotros majestuosos elementos pasivos que solamente acatamos la función regular en la que ya estamos atrapados no podemos sino navegar en su propio recuerdo, perdición o concierto de ser y ya jamás preguntarse. Entre juventud de descubrirse; Perfección de Jorge Guillén: Y tanto se da el presente / que el pie caminante siente / la integridad del planeta. (3) Quien vive no recuerda. Quien escribe pierde el tiempo para vivir en el centro o el límite mismo de poder elegir. Y el poeta dirá: Yo no quiero vender flores para comprar armas. Yo quiero vender armas para comprar todas las flores. Pero este poeta muerto usa a las flores como armas (lo representó Banksy). De insurrección vivo ideal o de cambio así sea invisible, sin embargo, real y peligrosísimo. Y en su jardín, su memoria fetal, se da la otra guerra mundial. Y él vive un día más.

Dicho esto. Se debe entender que el poeta lo único que busca es la vida. Recuperar su vida y así su libertad. Inconveniente, no es cualquier vida. La vida que desea es por la que se ahogó en el inició para hacer su poesía que, en el mayor, mejor dicho, en todos los casos es el amor transfigurado a cuchillazos. El poeta aparece diciéndole en el tiempo, Ven, desconocida: sólo en ti lo he sabido: / tu perfección aumenta / con la ocasión de verte. (4) Y todo aquel que está tratando de realizar una biografía de algún poeta debe preguntarse primero y de quién o de qué se enamoró ese poeta. Y puede ser que ya no escriba por amor pero miente el que dice que no irrumpió en él puesto que es el principio de lo que hace. Y muchos desearían volver a encontrar ese mismo amor. O su equivalente prohibido, si es posible tal cosa. Desde luego esta abra es el combustible suficiente e “interminable” para despertar toda clase de temas y variaciones en su poética. La enfermedad persiste y la vida debe crecer. Gérard de Nerval no es la excepción y hasta diría que hace la regla. Myrtho:

C'est dans ta coupe aussi que j'avais bu l'ivresse,
Et dans l'éclair furtif de ton oeil souriant,
Quand aux pieds d'Iacchus on me voyait priant,
Car la Muse m'a fait l'un des fils de la Grèce.

Je sais pourquoi, là-bas, le volcan s'est rouvert...
C'est qu'hier tu l'avais touché d'un pied agile,
Et de cendres soudain l'horizon s'est couvert.

Depuis qu'un duc normand brisa tes dieux d'argile,
Toujours, sous les rameaux du laurier de Virgile,
Le pâle hortensia s'unit au myrte vert!

Su amor se hizo ausencia ya que en todo lo perdía, todo en horizonte convertido, de atrás secreto, y así todo lo demás no tenía ningún valor. Se cristalizó con respecto a todo lo restante por eso avoca toda su herencia, la despilfarra, con él único propósito de encumbrar su amor divinizado. Lo de a ultranza es pequeño. Su amor Dios. Omnipresente pero no encarnado. (5) Uno ama lo que pudo ser. En el infierno o en el paraíso. No los dos. Y es que un ser vivo no puede amar a uno muerto al menos no de manera considerada normal. Y me refiero a la consagración del amor en el coito. (6) A la participación mutua en ese acto. En este sentido una violación puede considerarse la realización parcial de un amor; enfermizo claro está. Pero un nivel de amor al fin y acabo. La posesión conexión en otro cuerpo. No así en la necrofilia. Donde el acto es pasivo de una de las partes, pues, está muerta. En ese caso la zoofilia es algo más cercano a ser correspondido. Por el calor corporal en ambos elementos vivos. Al cuanto si analizamos correctamente la acción de pertundear esto es algo mental más que físico y por ello la necrofilia y otras variaciones con receptor pasivo se manifiestan como herencia. E invariablemente con un coqueteo sadomasoquista. Porque con el tiempo toda realización sexual avanza delicadamente en perversión. Su gran majestuosidad es totalmente destructiva. En relieve esto no es evidente en la poesía y menos si hablamos de un poeta que ya escogió su sello. Mas que tres o cuatro lo verán. Artémis:

La Treizième revient... C'est encor la première;
Et c'est toujours la Seule, –ou c'est le seul moment;
Car es-tu reine, ô Toi! la première ou dernière?
Es-tu Roi, toi le Seul ou le dernier amant?…

Aimez qui vous aima du berceau dans la bière;
Celle que j'aimai seul m'aime encor tendrement:
C'est la Mort –ou la Morte... Ô délice! ô tourment!
La rose qu'elle tient, c'est la Rose trémière.

Sainte napolitaine aux mains pleines de feux,
Rose au coeur violet, fleur de sainte Gudule:
As-tu trouvé ta Croix dans le désert des Cieux?

Roses blanches, tombez! vous insultez nos Dieux,
Tombez, fantômes blancs, de votre ciel qui brûle:
–La Sainte de l'Abîme est plus sainte à mes yeux!

Cuando una mente poderosa está a punto de explotar por la fragilidad de sus recuerdos negativos puede ser tal su concentración y rima irreal por su agotamiento y desaparición que puede concentrar en un verso la totalidad de su existencia y entendimiento, algo semejante sólo se puede dar en aquel que logra abstraerse tan medularmente que alcanza a ver lo verdadero, lo que es. Lo que ocurrió con el primer hombre que volvió los ojos en la carta genética. Donde puede ser que cada uno de esos códigos sea lo más adyacente a una idea de belleza ilimitada. Sin forma, sino sentido puro. Idea de ideas. Donde cabe levantarlo todo hasta el imposible dado. Debido a su valor mental es que la poesía ha hecho nacer diversas formas de amar y todo lo contrario, aun desprovistos de toda conexión en el espacio y el tiempo. Ejemplos son: que tu forma fantástica ceñía, / poco importa burlar brazos y pecho / si te labra prisión mi fantasía. De sor Juana Inés de la Cruz. ¿Qué estrella sanguinaria no quiere ceder el paso? / En dónde estás triste noctámbula / Dadora de infinito / Que pasea en el bosque de los sueños. De Vicente Huidobro. Apareces / La vida es cierta / El olor de la lluvia es cierto / La lluvia te hace nacer / Y golpear a mi puerta. De César Moro. Pues ninguno venía, la hermosa / Se dispuso a esperar a lo divino; / Que no cura de tiempo ni camino, / Sino que está esperando y es la rosa. De Martín Adán. Heredad de variación. Gérard de Nerval es un complot de serse amor deshecho. Últimamente y para no llorar las risas escribir desmundo. (7) Anteros:

Tu demandes pourquoi j'ai tant de rage au coeur
Et sur un col flexible une tête indomptée;
C'est que je suis issu de la race d'Antée,
Je retourne les dards contre le dieu vainqueur.

Oui, je suis de ceux-là qu'inspire le Vengeur,
Il m'a marqué le front de sa lèvre irritée,
Sous la pâleur d'Abel, hélas! ensanglantée,
J'ai parfois de Caïn l'implacable rougeur!

Jéhovah! le dernier, vaincu par ton génie,
Qui, du fond des enfers, criait: "Ô tyrannie!"
C'est mon aïeul Bélus ou mon père Dagon…

Ils m'ont plongé trois fois dans les eaux du Cocyte,
Et, protégeant tout seul ma mère Amalécyte,
Je ressème à ses pieds les dents du vieux dragon.

¿Y porqué nos reconocemos en el poeta? ¿Porqué nos gustan determinados versos y poemas? Sino porque todos buscamos nuestra vida, la de los otros que parece mejor, o sinceramente, es que todos hemos perdido algo hermoso. Lo que nos hace partícipes de ella. Lo que nos vuelve a entenderla como nuestra fatalidad. Pero el mundo cambia y la valoración instantánea puede ser un remedo de una antigua belleza. Existirán infinitas cosas bellas pero es la tragedia de ver y la tragedia que soporta esa mirada la verdadera poesía. La que es vista en la madriguera de cada uno y allí se despierta la hermosura de contemplar algo secreto y posible. Aun después de mucho tiempo. E inclusive cuando ya esté todo acabado. Porque el poeta, a pesar de todo, augura constante renacer.

En honor a esa consternación inicié este manuscrito con unos versos y voy en pronto de cerrar con todos ellos en homenaje a la poesía y a Nerval. Prisma de nivelación:

Soñares admiratio son ciudades
Fantasmas que comieron de ciertos
Selva descarnar en amantes muertos
Infinito de cerrar
Puertas ............................. bellezas al vacío

Líquido de descansar crepúsculos
Perfección faltar para ¡entren! existir
Purpúreo ligazón negar sé escudo
Perla, del morir,
Concierto inerte.

Revivir en horrendas alas para ver.
Después peligros agotar y no morir
Fiera y jardines por salir de la palabra…
Huyendo acaso del oro
Alguno de cielo.

Estrépito rezagar fruta de plata
Pulsar rectitud en derruir olvido
Primero de escapar aun por más que vivo…
Deseo de nivelación
Morir fuego.

Terminaré con dos poemas en delación opuesta. Son primordiales para cualquier poética en construcción ya que superestructura la filosofía del poeta. La contradicción, madre de todos los elementos. El primero es una confesión de elegido, unigénito, y el segundo una revelación de paz y entendimiento absoluto. Sin embargo, parece que no fue suficiente para él ya que se mató. Directamente, o tal vez no, el poeta se sentía como Cristo. Al perder a su madre a los dos años ella pasó a ser una cuestión de fe. Ella era su Dios, sagrado pero también perdido. Hasta olvidado u borrado. Porque no es posible creer en aquello que ya es vago en el tiempo. (8) Uno cree en lo que siempre recuerda. Uno recuerda lo que entiende. Por eso su maestría al hablar de Dios en LE CHRIST AUX OLIVIERS (Quand le Seigneur, levant au ciel ses maigres bras, / Sous les arbres sacrés, comme font les poètes, / Se fut longtemps perdu dans ses douleurs muettes, / Et se jugea trahi par des amis ingrats; // Il se tourna vers ceux qui l'attendaient en bas / Rêvant d'être des rois, des sages, des prophètes... / Mais engourdis, perdus dans le sommeil des bêtes, / Et se prit à crier: "Non, Dieu n'existe pas!") (9) Porque el poeta tenía pánico al ver a su madre totalmente olvidada en él. Sólo es posible escribir o disertar ejemplarmente sobre algo, siempre y cuando, se domine a todos los elementos partícipes. Nadie va a novelar un asesinato creíble con la psicología que implica sino es de probabilidad un buen asesino. Tiene la maquinaria mental. Pues, un hombre no perturbado, para un caso feliz, no alcanzaría ni siquiera a ver belleza en semejante accionamiento y vitalidad criminal. Ni siquiera para evidenciar que algo tan brutal no se debe cometer. O sí, yo, nunca sé el grado de locura del que me lee. Pero es una belleza hablar de arte. Van los poemas.



El desdichado


Je suis le Ténébreux, –le Veuf, –l'Inconsolé,
Le Prince d'Aquitaine à la Tour abolie:
Ma seule Étoile est morte –et mon luth constellé
Porte le Soleil noir de la Mélancolie.

Dans la nuit du Tombeau, toi qui m'as consolé,
Rends-moi le Pausilippe et la mer d'Italie,
La fleur qui plaisait tant à mon coeur désolé,
Et la treille où le Pampre à la rose s'allie.

Suis-je Amour ou Phoebus?... Lusignan ou Biron?
Mon front est rouge encor du baiser de la Reine;
J'ai rêvé dans la grotte où nage la Syrène...

Et j'ai deux fois vainqueur traversé l'Achéron:
Modulant tour à tour sur la lyre d'Orphée
Les soupirs de la sainte et les cris de la Fée. (10)



Vers dorés


.............Eh quoi! tout est sensible!
.............Pythagore


Homme, libre penseur! te crois-tu seul pensant
Dans ce monde où la vie éclate en toute chose?
Des forces que tu tiens ta liberté dispose,
Mais de tous tes conseils l'Univers est absent.

Respecte dans la bête un esprit agissant:
Chaque fleur est une âme à la Nature éclose;
Un mystère d'amour dans le métal repose;
"Tout est sensible!" Et tout sur ton être est puissant.

Crains, dans le mur aveugle, un regard qui t'épie:
À la matière même un verbe est attaché...
Ne la fais pas servir à quelque usage impie!

Souvent dans l'être obscur habite un Dieu caché;
Et comme un oeil naissant couvert par ses paupières,
Un pur esprit s'accroît sous l'écorce des pierres! (11)



Notas

(1)En Les chimères (Las quimeras), 1854. Del poema Myrtho. Todos los demás poemas que se citen en adelante pertenecen a este mítico libro.

(2)Aunque otros no menos poetas dijeran que la música habla de nosotros mismos (Charles Baudelaire) o que es un arte que expresa lo eterno y lo ideal (Richard Wagner).

(3)Este poema aparecido en Cántico (1928 y ampliado en sucesivas ediciones) reposa su estructura en que la belleza es el punto máximo, la plenitud, de ser. Luego todo será una caída. Además fija su apreciación en el gusto por nosotros mismos, en la belleza corporal que se acera en el redondamiento de ciertas partes del cuerpo. Y la rosa, la rosa sin querer central, es definitivamente nuestros sexos.

(4)José Pancorvo en Profeta el Cielo, 1997.

(5)Hay que anotar aquí que el miedo es el que hace que no se concreticen nuestros más sensibles deseos. Como el animal que nos embiste porque ha traducido nuestro interno temblar. La impotencia de no poder decir o no saber decir, lo que provoca odiar. A la larga odiarse. Reconocido en el poema de Wáshington Delgado, Te estoy perdiendo: Ser una materia leve, / una corriente extensa / que te persiga siempre. / No ser esto que soy / y que te está perdiendo. En Formas de la ausencia, 1955.

(6)Esto me hace recordar al Éxtasis de Santa Teresa de Gian Lorenzo Bernini. Donde la levitación, el acto de encontrar a Dios, es la sublimación del erotismo puro. Creo que a esto es a lo que se le teme cuando se ensexan los amantes. A la iluminación de ser parte de otro cuerpo. Vacío de Vacío. Conexión con el principio. Y es tan corto que puede abarcarlo todo. Semejante a lo que creemos ven los que van a morir. El retorno.

(7)Aut prodesse volunt, aut delectare poetae, / aut simul, et jucunda et idonea dicere vitae. Horacio.

(8)Hay que considerar acá que la cuestión de Dios en el hombre fue y es desde el principio sujeto de control. De miedo para dejar de hacer. Erie, esto no iba a durar para siempre y menos con algo como el hombre que va más allá de sí mismo en la Duda. La única capacidad de existir. Dios hoy a pesar de que aún es temido ya no infunde ningún tipo de aspereza más allá de sentirse ligeramente dubitativo: seré malo o bueno. Hoy este efecto de control lo toma la ley jurídica dentro de cada contexto político de influencia. Exceptuando ciertos grupos humanos donde Dios todavía es dogma de ser. Y donde la vida no vale nada sino es por verse o merecerse con Dios.

(9)Es imposible dejar de citar aquí a César Vallejo. Un poeta en cuya afección también se da a lo largo de toda su obra. Erie, sólo me interesa el poema Espergesia: Todos saben que vivo, / que mastico… Y no saben / por qué en mi verso chirrían, / oscuro sinsabor de féretro, / luyidos vientos / desenroscados de la Esfinge / preguntona del Desierto.

(10)Es interesante plantearse después de este poema que el suicidio para el poeta fue un asunto de fusión para con su arte. Pero es imposible saber el momento de revelación y por eso el poeta Théophile Gautier escribió: “Oh, Gérard, ¿qué has hecho? ¿Por qué no viniste a abrazarme?”. Traducción de Ricardo Silva Santisteban en Aurelia o el sueño y la vida (Universidad Católica del Perú, Lima, 2004.)

(11)También puede consultarse la traducción de los profesores Antonio Pamies Bertrán (Universidad de Granada) http://personales.ya.com/laemental/quimeras.pdf y Pedro José Vizoso (New Mexico State University) http://es.geocities.com/r_tintachina/gnerval.htm. Aunque las dos son muy disímiles. Es lo que se dice una Mona Lisa desvestida o con bigotes. Y desde luego grande arte. Yo, lo único que he intentado hacer es cuasiahogarme en la extraña naturaleza de esta poesía.



*La expansión del espacio de Clyfford Still.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

A la mierda lo natural. Yo soy un país desarrollado
















A la mierda lo natural. Yo soy un país desarrollado



................Mucho escucho todos los días
................Sobre filosofías
................Algunos se creen dueños
................Y tener la verdad
................Son muchas las religiones que escucho
................Unos dicen cree y te salvarás
................A diario leo sobre avances científicos
................Y todos sustentan
................La importancia de la ciencia

................De No quisiera ser eso que llaman adelantado



En los países, dantescos, hermosos paisajes fríos, desarrollados nadie asesina a nadie por el, simple, hecho de, sentir, asesinar. ¡Vale! Ahí todo se planifica; el sentir es cosa de subdesarrollados. En los países desarrollados no se comercia con niños: es decir no se compran, alquilan ni venden y tampoco son objetos de pederastia o secreto abandono, porque allí el Estado (seudomonarquía), superdesarrollado, funciona y a ningún niño le va mal (así se asegura el permanecer desarrollado: al menos para comparar... recordando a Mario Benedetti en Poeta menor); ningún país en estas, admirables, condiciones se atrevería, jamás, a adoptar a un niño de un subdesarrollado, o lo que es lo mismo, jamás dejaría que entre a su país algún ciudadano subdesarrollado (pues son segundos, terceros o cuartos, por no decir inferiores, aunque sepan amar). En los países desarrollados las leyes se-acatan no-se-debaten, ni se derogan; nadie soborna a nadie y nadie soborna o apoya políticamente (gemelo de económicamente) a los países subdesarrollados. Si tienes que ir a la cárcel, no importa cómo, vas a la cárcel (claro que ella, es algo así como un hogar de clase media en un país subdesarrollado). Existen los Derechos Humanos (el Medio Ambiente) y ellos lo respetan. En estos ya lustrosos o sádicos países la ley administra a la ley y no el hombre a la ley o la ley al hombre. En los países desarrollados, del primer (primate) mundo, nadie segrega a nadie, son demasiado desarrollados como para preocuparse sobre colores de piel, formas de vestir o de hablar: aquí todo el mundo mira tu cerebro (a punto de explotar en ellos mismos) y punto. Fuerza extraña que hace que la gran mayoría, de hombres desarrollados, de los países desarrollados vayan, felices, de vacaciones a los países subdesarrollados (y vuelvan más felices): ¿Hasta ahora no entiendo, soy como un animal subdesarrollado, porqué se rebajan; será labor social? En los países desarrollados no se deciden las guerras de los países subdesarrollados: ellos lo único que hacen es comerciar contratos con subrepticias cláusulas (que comprometen materia prima, igual, energía, igual, vida) y armas que no matan, sino que ayudan a vivir un poco más. Digamos, más aterrado, más estresado, más confundido, más dependiente de los que deciden, pero como dicen en el trópico, tríptico, El Padrino: No es personal. Es sólo, por, negocio. Por negocios, que no son ni morales ni inmorales, hasta en el Vaticano, hasta en el Cielo. En sólida voz iconoclasta en Deucalión, de Alberto Guillén: Yo he de ayudar al Diablo / a conquistar el Cielo. Cosas, bellezas ridículas y extrañas y kafkianas que, únicamente, saben ver aquellos que quieren-alcanzar, no los que ya-alcanzaron. Todo lo que veo y ves y vemos con la 'poesía del dinamitero', Nicanor Parra, en las tetas del, palacio de palabras, decálogos, con truco, Vaticano o Poemas del Papa:

1

Acaban de elegirme Papa
soy el hombre más famoso del mundo

2

Llegué a la cumbre de la carrera eclesiástica
ahora puedo morirme tranquilo

3

Los Cardenales están molestos conmigo
porque no los saludo como antes
¿demasiado solemne?
es que soy el Papa caramba

4

Mañana a primera hora
me traslado a vivir al Vaticano

5

Tema de mi Discurso:
Como Triunfar en la Carrera Eclesiástica

6

Felicitaciones a diestra y siniestra
todos los diarios del mundo
publican mi fotografía a primera página
algo que no se puede poner en duda
me veo mucho más joven de lo que soy

7

Nada de que admirarse
yo desde niño quería ser Papa
trabajé como fiera
hasta que se cumplieron mis deseos

8

¡Virgen del Perpetuo Socorro!
olvidé bendecir a la muchedumbre


A la mierda lo natural. Yo soy un país desarrollado. ¡Ja, ga! Lo natural. ¡Ja, jaa, ga, jaaa gauis! ¿Boom? Perdón. No hay tal cosa en el bolsillo, callejón, arrugas de la cara o en los ojos del culo, cartera o memoria de los hombres. Espías. Como basura, entre basura del Mundo, en que somos en nuestra poesía, un revólver, un consolador, un estruendo, un beso, un pedo con toda confianza o un ínfimo reclamo al lado de la Macroeconomía. Un réclame para comprar o matar, para morir para, otra vez, matar a un a dos a tres, niño que por libre ¡condenado! a una Revolución Industrial (del ábaco al, cada vez más complejo, ordenador). Y dónde están los famosos literatos, los artistas del guión de Cine y de Televisión, dónde su voz muerta, dónde sus libros que página tras página suman el adormecimiento, la modorra, gonorrea existencial, el negocio del mundo, del cobro para convertir el mundo en el paraíso extraviado, escondido, a la venta: ¡Gran oferta del Paraíso en el culo, cerebralmente, prendido de Venus, de la virgen María! (Lugar donde el hombre no ha pisado, es lugar que espera poder invadir.) Para ir, porque estoy cansado, de merecidas vacaciones. Yoes, traductor y fijador del basural: el país, el hombre que apunta con miseria, que compra de la Nada revuelta en tortas con forma de pescado, harina en los ojos ciegos, que no sirven, para ver, oler y comer entre caca y armonía que despiertan las mitades, las metáforas, los últimos superhéroes o antipoemas, la fama, virgen, del comandante de las, ya pensadas, naves espaciales. Ya nada es, mental, lapidariamente natural o temporal. Ya todo está para asumir o aceptar que alguien más que Nada o Todo (reproduciéndonos) o nato o dado o nado o dato o tona o toda o dona o doda que nadie nos escuchará gritar ni recitar; porque todo será uno solo: será lo Todo. Someramente los tanques, aviones y misiles danzan en las biblias, otrora libros sagrados hoy sangrados, ignorados, defenestrados y quemados o perdidos nadadores de las bibliotecas en que mueren los señores, últimos señores que en este instante piensan. Saben que piensan. A lo arquetípico, santo de las tierras baldías, Ernesto Cardenal con la, sacristía o, bella Oración por Marilyn Monroe:

Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la tierra con el
nombre de Marilyn Monroe
aunque ese no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita
violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.

Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia
(según cuenta el Time)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso
Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.

Señor
en este mundo contaminado de pecados y radiactividad
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda.
Que como toda empleadita de tienda soñó ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor)
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos
–El de nuestras propias vidas– Y era un script absurdo.
Perdónala Señor y perdónanos a nosotros
por nuestra 20th Century
por esta Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.
Para la tristeza de no ser santos
se le recomendó el Psicoanálisis.

Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje –insistiendo en maquillarse en cada escena–
y cómo se fue haciendo mayor el horror
y mayor la impuntualidad a los estudios.

Como toda empleadita de tienda
soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.

Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
y apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
porque la escena ya fue tomada.
O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.

La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.
Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan sólo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER
O como alguien que herido por los gansters
alarga la mano a un teléfono desconectado.

Señor
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de Los Ángeles)
contesta Tú el teléfono!


¡Oh Dios! Odiosamente te digo que nos haces falta. Que en tu nombre estamos arrepentidos de falsear tu nombre, de imitar tus reglas, de destruir tus ritos, de ignorar tu omnipresente voz diluida en cables, ondas y pantallas donde existen sólo los que piensan en aceptar la realidad. La realidad sin nombre, sin hijo, sin amante para sentir la duda, sin locuaz mono que ilumine las satelitales o poéticas pantallas del seco corazón. Donde ya no hay, coqueta, China que tiente con Mao Tse-Tung y Karl Marx. Donde ya se acaba, de viejo, el gran Fidel Castro que en todo, hasta en brutales desaciertos, esperanzas sentía el Yo, Humano, que ahora yace para el olvido. Donde la ojiva, musa, Vladimir Maiakovski, Rusia que perece por común y atemoriza por ingente experiencia o rezago gélido y salvaje, las otras bellezas que no entenderemos. Que nos desapareceremos. Que no-debemos comprender ni aceptar que el mundo llegará a tener un solo nombre, el de un solo hombre, el dueño de la transnacional del Mundo: del agua, de la luz, de las proteínas, de los elementos químicos, de los gases combinados que nos alimentan como fracción de inicio. Ya será la muerte de otro, mi muerte le pertenecerá a otro, y la tuya, y nuestra vida, diremos la de nuestros hijos está destinada a ser eternamente, en lo que dure la vida para entonces, servidor de otro, al azar si no es de él mismo. Es necesario destruir o anular, quitarles el poder, por cualquier vía, a todos los que son dueños de una parte fundamental del mundo: de las vidas de otros mundos. Si no será, el Apocalipsis, la perdición, el olvido: la cirugía cerebral, desde el nacer o el antes del nacer. Por iluminación: Todos los hombres deberían suicidarse. Nota, de Maiakovski, de, purificación, suicidio:

¡A todos!
No se culpe a nadie de mi muerte y, por favor,
nada de chismes. Lili ámame.
Camarada gobierno, mi familia es: Lili Brik, mi madre, mis hermanas
y Verónica Vitaldovna Polonskaya.
Si se ocupan de asegurarles una existencia decente, gracias.
Por favor den los poemas inconclusos a los Brik,
ellos los entenderán.
Como quien dice
la historia ha terminado.
El barco del amor
se ha estrellado
contra la vida cotidiana
Y estamos a mano
tú y yo
Entonces ¿para qué
reprocharnos mutuamente
por dolores y daños y golpes recibidos?


Hombre puro, salvaje de la Amazonia que todos los días es ultrajada, digo parricidio, desconocido de la palabra evolución, que perdido está como el, dios, veloz, Chita de las áfricas, caminando, a tientas, sobre la subversiva extinción. Allí donde no existen las escuelas, institutos o universidades que perjudican o construyen erguida, legal, bestialización (Graduados, doctorados, stupidus). Será corroborar a Richard Leakey con el, famoso, error biológico: ¿Quién tiene la culpa de la contaminación, destrucción, ambiental? Lo sabe el Jefe piel roja Seattle, cuando envía esta carta al presidente norteamericano en 1854: Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestro modo de vida. Él no sabe distinguir entre un pedazo de tierra y otro, ya que es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga y una vez conquistada sigue su camino, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Le secuestra la tierra a sus hijos. Tampoco le importa. Tanto la tumba de sus padres como el patrimonio de sus hijos son olvidados. Ya es tarde para salvar algo. Será posible si todas las empresas del mundo dejan de funcionar porque sólo contaminan, si los medios de trasporte se prohíben (autos, camiones, trenes, barcos, helicópteros, aviones, naves espaciales...) porque únicamente contaminan, si al dinero se le anula porque, desmedidamente, es el motivo principal de la contaminación (como sinónimo de poder: reservas de oro, plata, petróleo, diamantes, gas, armas, conocimiento que extermina...) O si se quiere, para olvidar todo lo anterior y se puede, desaparecer a la mitad de la población mundial sin que se lesione más al Medio Ambiente. Para entender, aplaudir y Poe-mar a Manuel Carneiro de Sousa Bandeira Filho en la cabal Poética:

Estoy harto del lirismo comedido
Del lirismo que se porta bien
Del lirismo funcionario público con libro de asistencia
expediente protocolo y manifestaciones
de aprecio al sr. director
Estoy harto del lirismo que se detiene y va a averiguar
en el diccionario el sello vernáculo
de un vocablo

Abajo los puristas

Todas las palabras sobre todos los barbarismos universales
Todas las construcciones sobre todo la sintaxis de excepción
Todos los ritmos sobre todo los innumerables

Estoy harto del lirismo enamorador
Político
Raquítico
Sifilítico
De todo lirismo que capitula a lo que quiera que sea
fuera de sí mismo

Y por fin no es lirismo
Será contabilidad tabla de cosenos
secretario del amante ejemplar con cien modelos de cartas
y las diferentes maneras de agradar a las mujeres, etc.

Antes quiero el lirismo de los locos
El lirismo de los ebrios
El lirismo agudo y difícil de los ebrios
El lirismo de los clowns de Shakespeare

–No quiero saber más del lirismo que no es liberación
.

Entonces, ¿cómo quedamos? Es mejor matar y morir, cantar y morir o cantar y matar (seducir y morir y seguir seduciendo con el arte que lo usa todo y lo entrega todo). Los poetas, antipoetas muertos, agonizantes, románticos preguntaremos: ¿Se podrá seducir en el espacio; en la nave espacial? Con tanto frío, o será el motivo, la fuerza que invite a juntarse y amarse como los salvajes, hombres, brutos y libres que gozan en nombre de, terapia de, Vallejo, en donde quieren y donde pueden (Yo pienso en tu sexo, así más o menos que tú en el mío, mujer, sólo en pervertir, penetrar tu sexo). Es cierto que el que más responsabilidad tiene, paga un precio (gana más, en la mayoría de los casos, claro), tiene también menos placer o tiempo de amar. ¿Quién puede amar con la cabeza a punto de reventar? Pero el vago, el ocioso, el rebelde en la Sociedad (Suciedad), el que no conoce y no entiende a la vida despreciada haciendo artefactos, y dinero, que te quitan las ganas y tiempo de amar. No es contradicción que 'los desarrollados' se estén casando con 'los subdesarrollados' (los que están olvidando amar con los que aman por, el hecho de, sentir que están amando). No es admiración sino intensión de seguir viviendo. Qué cochinada es esa de que hay que ser un buen ciudadano y mantener las buenas costumbres (como trabajar, estudiar, inventar, destruir, robar, asesinar por estar bajo tanta presión...) cuando es tan genial amar, a toda hora amar, y si es necesario hasta morir. Por lo único que vale la pena, por lo único que puede sobrevivir a carnes y a huesos, a tiempo y a espacio, a conocimiento y a sed. Así en vida, ya qué importa en un soneto, de Francisco de Quevedo y Villegas en Amor constante más allá de la muerte:

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra, que me llevare el blanco día;
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;

mas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria en donde ardía;
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa;

alma a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado
.

Ya es la hora natural, salvaje y pura, cuando los hombres de los países subdesarrollados liberan de su lúgubre prisión a los hombres de los países desarrollados. Y es que si nos vemos bien, a lo Rubén Darío o a lo Oliverio Girondo, sabremos que mientras los primeros son madera y fuego, los segundos son metal y hielo. Símil de Nudo Gordiano, Enclave Cosmopolita del Paseo de Las Naciones, o kúntur o esculturas de Álvaro Roca-Rey. Arte, igual, placer. Platter.



*Las ninfeas de Claude Monet.

lunes, 19 de diciembre de 2011

El hombre se suicida o no se suicida














El hombre se suicida o no se suicida




.................................Manuel Flores va a morir
.................................eso es moneda corriente.
.................................Morir es una costumbre
.................................que sabe tener la gente.

.................................Jorge Luis Borges



El problema o cuestionamiento del suicidio ha sido ampliamente tratado y ejecutado por diversos poetas, filósofos, científicos y teólogos. Pero, yo, sólo quiero dilucidar, dibujar, un pensamiento y posibilidad romántica en lo que dice Emil Michel Cioran, autor de “Adiós a la filosofía y otros textos”: El suicidio es la única libertad auténtica que tenemos en la vida. ¡Valor! ¿Valor se tiene o no se tiene cuando se enclava el inocente cuerpo en el cuchillo criptológico? Muchos dirán: ¡Cobardía! ¡Miedo a la vida! Me pregunto si eso, siquiera lo pensó Thomas Chatterton cuando se esfumó de, mágicas, posibilidades vidas. Sólo hace falta contemplar el cuadro de Henry Wallis, que reproduce, de la manera más elevada, la “decisión del muy joven poeta”. La tragedia, el juego que nos hace espectar el suicidio es la misma potencialidad de saber que uno se va a morir, que va a ser mi decisión y no la de otro (de la misma seductora muerte, quizás, para toda respuesta la saliva quema y te dan ganas de escupir).

El mismo E. M. Cioran recomendaba a sus, ingenuos, prosélitos suicidas que desistieran porque suicidarse lo pueden hacer en cualquier momento… Si lo quieres hacer hoy, porque no seguir viviendo para hacerlo, si todavía lo quieres, mañana o pasado mañana. Es esta eufónica carnicería la que persiguió al gran y mitológico (en el plano de Claude Levi-Strauss) escritor y antropólogo José María Arguedas, por muchos años:

Hoy tengo miedo, no a la muerte misma sino a la manera de encontrarla. El revólver es seguro y rápido, pero no es fácil conseguirlo. Me resulta inaceptable el doloroso veneno que usan los pobres en Lima para suicidarse; no me acuerdo del nombre de ese insecticida en este momento. Soy cobarde para el dolor físico y seguramente para sentir la muerte. Las píldoras –que me dijeron que mataban con toda seguridad– producen una muerte macanuda cuando matan. Y si no, causan lo que yo tengo, en gentes como yo, una pegazón de la muerte en un cuerpo aún fornido. Y ésta es una sensación indescriptible: se pelean en uno, sensualmente, poéticamente, el anhelo de vivir y el de morir. Porque quien está como yo, mejor es que muera. (De El zorro de arriba y el zorro de abajo.)

Hasta que, parece que el poeta, por fin “se decidió”. Y estamos hablando de dos casos totalmente antagónicos porque, mientras que el primero era aún un niño inocente de vida que llamamos concreta, el segundo es un hombre lleno de experiencia y aterradora realidad. Pero al final los dos “se decidieron” y se suicidaron.

En la misma críptica balanza se contraponen María Emilia Cornejo y Alejandra Pizarnik. Las dos tan mujeres, tan distintas, tan niñas y malditas criaturas, benditas artistas que sufren por eso que Friedrich Nietzsche llama espíritu dionisíaco. La muchacha mala de la historia, una cabal desconocida que se nutre del amor que jamás se encontró a sí misma hasta que por fin no hubo flor para un solitario camino, hermoso y desgarrado cuerpo que se fue o no pudo irse en el suicidio:

sola,
descubro que mi vida transcurrió perfectamente
como tú lo estableciste.

ahora
cuando la sensación de algo inacabado,
inacabado y ajeno
invade de escrúpulo mis buenas intenciones,
sólo ahora
cuando me siento en la mitad de todos mis caminos
atada a frases hechas
a cosas que se hacen por haberlas aprendido
como se aprende una lección de historia,
puedo pensar
que de nada sirvieron los consejos
ni las interminables conversaciones con tu madre,
y esas largas horas de mi vida
perdidas
en aprendizajes extraños sobre pesas y medidas,
colores
y
sabores
y
en el vano intento de ir tras el sol
tras el vuelo de los pájaros,
de repente quiero acabar
con mi baño de todas las mañanas,
con el café pasado,
con mi agenda cuidadosamente estructurada
de citas y visitas
a las que asisto puntualmente;
pero es tarde
hace frío
y estoy sola
.
(De En la mitad del camino recorrido.)

La aventurera perdida, que angustiada está, porque trabajó duro, muy duro para llegar a alguna cima o sima, a alguna maravillosa vida, a ese místico y malhadado lugar donde nadie llega o sólo ella o todos lo hacen para verla y, por eso, ninguno se puede ver. Hay una eterna muralla negra o es una locura blanca. Lo homogéneo en lo absoluto de la igualdad (mimetismo de todos contra todos, igual, de ninguno contra ninguno). Aquella ascendente bajadora, que no se sabe si se suicidó o se echó a dormir en la muralla de su cama, siempre, interrogante:

La luz es demasiado grande
para mi infancia.

Pero ¿quién me dará la respuesta jamás usada?
Alguna palabra que me ampare del viento,
alguna verdad pequeña en que sentarme
y desde la cual vivirme,
alguna frase solamente mía
que yo abrace cada noche,
en la que me reconozca,
en la que me exista.
Pero no. Mi infancia
sólo comprende al viento feroz
que me aventó al frío
cuando campanas muertas
me anunciaron.
Sólo una melodía vieja,
algo con niños de oro, con alas de piel verde,
caliente, sabio como el mar,
que tirita desde mi sangre,
que renueva mi cansancio de otras edades
.
(De Las aventuras perdidas.)

Creo que no hay ser humano que, alguna vez, no haya pensado en el suicidio (¡pensado no planeado su…) Justamente como una libertad, para salir, escapar de este mundo travilario de palabras, códigos e imágenes que nos enseñan a temer y a sentir el sufrimiento de una vida que no es sino la grosera guerra de todo lo que encontramos cuando llegamos: inocentes, límpidos, inmaculados. Simples piedras del verdadero desierto, lo desconocido. ¡Pero no es verdad! Hemos dicho que la naturaleza controla al hombre, que el hombre destruye al hombre, que la naturaleza se destruye a sí misma: cambia, se modifica, se reorganiza o juega en su todo con su todo. Entonces, ¡es imposible que el hombre determine o decida su muerte con el suicidio! Porque él no controla nada.

Porque la muerte es aquello que se define en el juego, el cambio que te inventa hacerte la naturaleza (Universo = biotopo = hombre = cerdo = virus = árbol = tierra = energía…) El suicidio o la muerte es ineluctable y simplemente es algo que entorca la inevitable razón de ser parte del juego. Será por eso que en la sociedad se habla de: ¡No era hora de su muerte! ¡Milagro! (porque el avión se precipitó y de los 343 pasajeros sólo él vivió…) ¡De la muerte jamás nos escapamos! ¿Porqué se murió si sólo tenía 18 años? (puesto que el tren bala se descarriló y de los 279 viajeros sólo él murió, y era el más joven…) Como hay hombres que se intentan suicidar y no lo logran. Por la misma razón por la que Herbert George Wells inspiró la película La Máquina del Tiempo (2002; apartándonos de una postura de “cientificismo” de cinéfilo) y en ella, ni aun en ella se puede volver a vivir.

¿Qué extrañeza se piensa y se escribe aquí para afirmar esto? Será que ella me deja pensar y escribir estas huesudas ideas o tal vez soy como el rey sofista (sofista = hombre = Universo = Naturaleza…) que vive trucando palabras y viviendo de ello; pero curioso porque estoy a punto de morirme de risa o de hambre y seguro que con este corículo tampoco logro o cobro, nada, como tangentes a la magistral poética de Rafael de la Fuente Benavides:

Poesía, mano vacía...
Poesía, mano empuñada
Por furor para con su nada
Ante atroz tesoro del día...

Poesía, la casa umbría
La defuera de mi pisada...
Poesía la aún no hallada
Casa que asaz busco en la mía...

Poesía se está defuera:
Poesía es una quimera...
¡A la vez a la voz y al dios!...

Poesía, no dice nada:
Poesía se está, callada,
Escuchando su propia voz
.
(De Diario de poeta.)

Además, está el drástico pintor Jean-Michel Basquiat, que vive, ejecuta y corrobora la “acción del suicidio” y a polifonía vital o diversidad, consolida el enfoque del arte de Oscar Wilde, en lo que refiere a su valor o entendimiento, al final, coquetamente semejante a Charles Blanc: El dibujo es el sexo masculino del arte, el color es el sexo femenino. La pintura corre hacia la ruina. Se perderá por el color, como la humanidad se perdió por Eva. Lo que podría llamar medición del arte, diferenciación o marginación de uno respecto a otro, por así decirlo. Artista con vida de artista, artista con vida común o un común que hace arte… Sin dejar de mencionar el espejo negativo u otras posibilidades; la propuesta de la película alemana Corre Lola corre (1998), en la que el hombre imagina el posible de evitar la muerte. Cómo será esto… Las propuestas están aún para tirar los dados de Mallarmé. En el vasto campo de la genética se está trazando que en los planos biológicos ya “está todo definido”, incluso el momento en que uno empieza a morir: el punto equidistante entre lo que se sube y se baja, “se desarrolla y se envejece” (velocidad cero de la vida). Pero hay que recordar que existen o existieron personas que mueren o murieron, fortuitamente, (estaciones inefables) a los 3 u 8 años y otros a los 46 o 52… Cómo concebimos la escala de subir o bajar en estas vidas…

Citando exposiciones que hacen ver infinitas lunas en los mismos ojos. Vértigo (1958), de Alfred Hitchcock, donde se entiende que la muerte es un portal que evidencia otras verdades, y que es probable el nexo, la comunicación, el reconocimiento entre los vivos y los muertos. Bueno, no hay mejor manera de cerrar este dialogo, atemporal, que evidenciando la capacidad infinita del arte y del artista, que con César Abraham Vallejo Mendoza y su, insuperable, poema Masa:

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporose lentamente,
abrazó al primer hombre; echose a andar

(De España aparta de mí este cáliz.)

Sin olvidar que toda posibilidad de libertad de suicidio finiquita en el momento en que es hora de morir. De rotar.



*La soledad de Víctor Humareda.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

La parálisis perenne que industria la poética

La parálisis perenne que industria la poética



............................A Róger Santiváñez

............................Pliegue don de poesía fuente despierta
............................Envenena y acaba
............................Exótica deshace puridad hallada
............................Es una catástrofe
............................L.L.



Cráneos agrietados ven los que vuelan
Cosechan del ensueño perfectos tesoros
Mal esferan en jardines de cosas
Cólera por favor infierno y lenguaje
Vuelven las sonrisas lejanas al reino
Murió Dios llegando en oro

Ahorcado y cero se disfraza la bestia
Oculta entre siglos delitos crea
Océanos que fecundan dureza y cercanías
Vasta su falsedad noches nos da
Montañas que crían y florecen formas
Que fermentan ferocidad entre mariposas

Antiguo por quebranto defiende al sol
Paisaje que corta la rosa inmunda
Celos libera la loca y perfecta
Aventuras que buscan despertar la lejanía
Flores que irrumpen en horizontes extintos
Dan cima en nacimiento peligroso

La angustia desplaza campos de frescura
Rueda por sistema que nada conoce
Los divinos se enfrentan en extremos desnudos
Ángeles potencian fauces de miseria
Óxido flor de pus que luz dista
Atuendos en que vacían hambre y orillas

Plata o amor en carnes detonan
Olas que forman unos cielos abiertos y rojos
Decae áulica la estación
Calla ante alcohol que vence al tiempo
Penumbra espiritual pesa la paz
Condenan mundos imposibles de equilibrio

Aves manchadas a nada obligan
Cantar frugal incansable y fiel
Musicalidad que los perros versan y violan
Loco llora el tigre al ver su vejez seguro
Diamante feo tientas materias
Invaden absolutos los asnos nuestros

Virgen que traiciona profundidad y ojos
En secreto resiste volar sus ruidos
Belicosa atrae átomos y precipicios
Complaciente y postiza raíces desfigura
Débiles poemas que curan su soledad
Primaveras azules que calaveran hermanos

Ardiendo la estática maravilla y el humo
De estival barrera en ángulos incesta
Destellos de bilis que matrices laminan
Los pedazos atraen enigmas nuevos
El hechizo huyó por cierto y máscaras ignora
Los habitantes celebran los momentos de barro

Poseídos rocían kilómetros de nombres puros
Todo espesor que degradas obligando
Tumbas por derecho que trofean una corta vida
Desmesurado hebras la cordillera revolución
Las torres que sientan las miradas ingenuas
Las guerras de los mudos deseos que vierten la plenitud

Los cascos alientan el firmamento nocturno
El nervioso se burla de la consustancia concreta
Los que comen sin garganta una nueva oración experimentan
Melodías y especies que colorean esta violencia
Como ilógicos rascacielos que subterránean la soledad
Viejos cilindros que calientan el amanecer

Mojados blasfeman y alguno poesía sistema
Compleja historia que prohíbe la experiencia
Sangre en derredor constelan los síntomas
La parálisis perenne que industria la poética
Una súper carretera que sesos santifica
Ante atómicos hombres que no pierden su miseria

Constantemente la hallas malherida y vas mensajero
Detonando silencios románticos que velan
En escarlata funda de estelar cansancio
La cavernaria que descarrió a los peregrinos y sus perlas
Entre racial bohemia que métodos miente
La única playa tambor donde se expurga la atrevida



...

domingo, 11 de diciembre de 2011

La metamorfosis

La metamorfosis



...................................Para la gran Sophia
...................................Tan nueva y tan llena…

...................................Élla es…
...................................Yo me fui, élla llegó…
...................................Yo me quedé.



El día más claro la fusión de la luz y la modelo que atacaba
Largas rectas verticales
Largas rectas horizontales contrastaban sus intensos días
Los métodos tardíos hacia el color más intenso
Los contrastes se repartían los ritmos primarios
Los ritmos secundarios invadían la estética partiendo el equilibrio
La antigüedad miraba muda
Sensualidad y abstracción reductoras
Su carácter desafiaba la uniformidad
Los ojos hacia el exterior o hacia el interior como el interés del sol
Fuera del tiempo irradiaba frialdad
Más libre y más ligera era encerrada en su reducción
Sus formas cada vez más seductoras
Un efecto de excesos con grandes arcos hacía soñar
Su máxima constataba a la luz convertida en deseos obscuros
La pintura pura llena de recogimiento anhelaba el anonimato
Un mismo ritmo mayor lograba la permanencia
Su psicología lograba el gran vuelo colorido
El paisaje evocado estaba lleno
El retrato más armónico compensaba el poder de su sexo
Sin sentimientos solo lleno de belleza y armonía nueva
Abierta a la decadencia la modelo sin memoria



De La precisión.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Los blancos de la naturaleza

Los blancos de la naturaleza



..........................................A Hugo Salazar Chuquimango



El sol enfrentado a los Andes
Verdad que nada conmovía
La trampa del día se enfrentaba a los dioses de la noche
Pensamientos de los llamados alguna vez santos
Funerales en el aire florecían
El día se perdía en la tierra negra
La nieve adentro los hombres negros indispuestos
Vivía la noche lo tornaba todo sol de fragmentaciones
El arte hacia los círculos de los pesares
Lo primitivo en los pocos múltiples hacía la mitad del cielo
Materia en articulación perenne más cristalina
Las aguas tiernamente expuestas
La noche pegada al oído
La noche que lo acrecienta todo
Hundimiento de las conjuraciones de los genios muertos
La incertidumbre de tal contemplación lo borraba
La rueda esclarecida entraba hacia él
Vida bogando en un puñado de dioses que escucharon
Los párpados bajo la tierra abrían los cielos verdaderos
El silencio haciendo el mar
Olvido que acrecienta la materia muerta
Acumulación para la caída te harás transparente
El día desaparecerá
No se comprenderá el día
Los blancos de la naturaleza imitando el movimiento del mar
Acercarse a lo fúnebre es comprender el misterio de vivir
Nacida de la intuición cubierta de flores los días obscurecidos encima
La barca cavada en la tierra negra recordaba solamente una flor
Las bestias con los remos jugaban a morir
La idea de dios se solidificó
La bóveda instantánea se ennegrecía la tierra natal ocupada
Sobrevivía el día lo atacaba
El Dios buscándote una separación
Aguas blancas tristes que recuerdas cuando no hay afuera
Aguas negras que devendrán en una brizna de imaginación
Las universales que cortaban cristales
Felices se extinguían tierra adentro de hundimiento
La muerte florecía de noche expuesta
La muerte escindida que nos separa del sueño
Se enfurecía dormido lo pesaba la realidad suspiraba
El tiempo imposible fue sombra viviente de los corequenques
Todo el cielo amarillo lo angustiaba
Muertas las madres todos lloraban el tiempo intacto
Nacía de la materia muerta que se hacía esfera negra
El día se ha perdido en la noche como la materia viva




De La precisión.

Repasando el secreto del vidrio

Repasando el secreto del vidrio



...........................Acerquénme, vilo de cerca todo.
...........................Las lilas y las rosas eran de cera,
...........................las manzanas y las peras de mármol pintado
...........................y las uvas de cristal.

...........................Rubén Darío



Hay un animal rocando una vida comarámica monográmatica y más
Creación lineal absurda dos animal pérfido
Veinte cien mil quinientos mil animal mínimo
Millones de individuos animal todos los hombres de la tierra
Animal sin nombre polimito polímero políglota
Polífito polizoo rompecabezas que lo nombra todo
En concreto hasta lo que no existe
Es ya materia que ocupa un espacio asentado
Sobre palabras tan ambiguas como la más clara idea de la nada
Estar es ser notado existir es ser nombrado
Entonces todo es nombrado para el recuerdo
Para no confundir la biblioteca infinita
Guarda una clave secreta
Como un infante con sus cubos
Va descubriendo lo intrincado a una imagen simple
Poema inacabable un ciclo de extrañas aguas
Íntegro en lo interminable lo más completo todavía
Para otra palabra juguete juergate o cubo cubos
Tabernáculo taberna ataúd poesía vida polimórfica
Dolorosos ensayos o arte para la belleza absoluta
El Perú culpable de César Vallejo banco de Martín Adán loco
De César Moro muerto
O la Sagrada Familia
Ya hace la maravilla nuevamente
Las ínsulas paridas perdidas en el agua exigua el fuego hace
Las flores asquerosas del jardín desierto están jadeando el humo
blanco
De la noche virgen del ventanal perdido en lontananza
Las dulces damas muertas
Los ángeles rubios degenerados del lector inexistente en las iglesias
Coral del nuevo aborto o picaflor cometa ventigris que nace
Y nuevamente la deshace
Para dibujar en el olvido
La combinación fortuita de la nueva maravilla
Y como niño que aprende a hablar
A su papá le dice pa a su mamá le dice ma
A su hermano nu y a su nana ga y
Con un mazo de goma reciclado que le han regalado en su primer
cumpleaños
Golpea la vida en su presencia y rebota
Toda invento puro y nuevo
Y a todo nombra lo concreto de lo concreto y
Lo más concreto de lo abstracto
Energía soledad poder de lo absoluto
Olvidada harina arena de pescado u hombre de mar invisible
Como solo en una isla el nuevo Robinson Crusoe de Defoe o
En ciudad escondida con El extranjero de Camus
En contra del hombre un retrato extra de Oscar Wilde
Imagen tan anfibia de George Berkeley
Va a un paso solamente
Todo o nada biología de hombre europeo que derivas nada
En todo repetido arrepentido sadismo El Señor de los Anillos
Un loco feo y ciego capitán de la barcaza luna despojada de el vidrio
La palabra pura el fonema en clave
Y sólo es él y su mente rítmica
Es su naturaleza nata
Tal vez le transmitió su madre o
A suposición se lo pasó su padre y
En realidad no importa por que él igual lo nombra todo a escondidas
Lo que olvida lo que hereda
Y la mamá va aprendiendo
Como una poesía la canción secreta de su hijo
Enumerando en su memoria
Y enseñando lo mismo lo que nombran en su mundo
Traduciendo el infante sin saberlo ya es bilingüe
En noción suave no se dice ga mi precioso hijito se dice nana
No es nu es tu hermano no es pa sino papá
Yo no soy tu ma soy tu mamá
Y no le sale y sigue el nombre aparentemente apócrifo
Para el hombre adulto y viejo
El doble abismo está trazando
Que no hay idea abstracta
Que todos sus nombres sus mundos olvidados están o no existen
Que no debe confundir a un gato con un mato o
Pato en rato lato nato
Ni mucho menos a un perro con un yerro o
Berro atravesado en hierro
Cuando sostenga el cuchillo líquido el amor beso del hombre o
Cuando sostenga el cuchillo liquido el amor beso del hombre
Arbitrariedad draconiana o Teoría de la Nueva Relatividad igual
Todo lo que al hombre se le ocurre realismo o surrealismo
Impresionismo o dadaísmo pintura metafísica o simple futurismo
Cadena meta-artificial trófica falsa ciencia o falsa religión igual
Alguna eterna dimensión perdida aquí ahí y allá
Todo es probable todavía
Cuídate de lo que maquina la máquina
La libertad la esperanza en lo que el hombre maquina e imagina
El niño de agua preciso precioso líquido
La vitalidad de sus nombres puros
Y va inventando o descubriendo las palabras
Neologismos arcaísmos en leyes se erigen y
Palabras crecen en las cosas del hombre y
Revoluciones se dan en la Huaca de la Luna
Para otro parentesco dos palabras mágicas Pedro Páramo
El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha traducido para hablar
Y evitar La guerra del fin del mundo
Sobre Ficciones de palabras nuevas que hablan
De otras palabras antiguas como ruinas circulares
En Macondo para el hombre adulto y niño
A cómo de lugar la palabra es sin duda pacífica
Que a la palta le dice chátal
Que a la granadilla le dice quiero esa fruta que parece vidrio
Retratado a cada rato entre lienzo vivo
Como una oreja cortada y tragada por amor bajo La noche estrellada
Sobre un mapa leyendo a Wasily Kandinsky escondido
Cuando ellas bajan masticadas manantiales
Presurosos y geométricos intrínsecos de palabra y sexo
Un problema de los ojos misticismo de Fernando Botero
O deseoso morir para ser sempiterno entierro de El Greco
Par antípoda en concierto de Beethoven XX
En no tan sabia naturaleza comedia Star Wars
O riego por goteo en un panpetido desierto de Atacama
Niña niño igualmente mentira niño niña a sumatoria
Agua que se pierde existencia de monólogo inefable
Y es niño más niña igual niña utilizable para rescatar
Los otros navegantes de agua
Y es niña más niño igual niña gradiente eximia
De peyorativa conservadora semejante
Niña más niña será igual a otra niña mejorada
Extraviando palabras imágenes de niño más niño futuro en
decadencia
Niña perdida o lo que quieras
A más amasado impuro fuego
En el juego de un ruego de vida de luego
Hablaremos de las gotas de uva que
Jamás caerán del cielo a la muerte de Jakson Pollock o
A la vena número 20 000 de una danza primigenia
Asaltada en un depósito de chatarra más viva que moribunda
O muerta en una resucitada Guitarra de Pablo Picasso
Y va haciendo su camino puro
La máquina que olvida la que hace La création du nouvel homme sur
Puro sur-realismo realidad hombre suramericano o
Síndrome simbiosis naturaleza placa simple y hueca a sí
Neo-simbología Garabombo el invisible de calidad marrón
Hasta que es puesto al jardín de toda su familia u orden
En salsa conocida el lenguaje ya está determinado y
Tiene forzosamente que acoplarse al mundo
En nombre establecido y sentenciado
Al oficio de hablar sin descanso pensar
El cuerpo la forma almacenada
Aparente sin espacio el inconsciente
Que al jarro no se le piensa tarro o barro o charro en marro narro
Qué es de su inocente vida y lengua secreta
Poco a poco se va olvidando o aparece
Su lengua pura su sagrada historia y no se da cuenta
Y no entiende que ahora su lengua materna lo domina
Que ya no es bilingüe sino convencido o adaptado monolingüe
Y sólo de vez en cuando su madre y padre le recuerdan
Que si quiere chátal
Que si compran vidrio para que coma
O si se acuerda de su amada ga de su esperado nu y
Él ríe sólo sabe reír
Para revivir el inconsciente una y otra vez atropellado
Ver que los recuerdos siempre nos hacen evocar
Que vivimos otra etapa diferente a la de ahora
Que lo que parece más abstracto es lo que nos hace ahora más
concretos
Desde el arte al filosofar del amor
Matemática que odiamos
Ya que pocas veces nos mezclamos felicidad premisa de vivir
Donde se sigue aprendiendo pero nombran otros siempre
Los que existen porque todos sabemos de ellos
De Leonardo da Vinci o Manco Cápac
De Isaac Newton o Fibonacci
De Sócrates o Platón
La Ilíada o Edipo Rey
Los Miserables o Los Comentarios Reales de los Incas
La Gran Muralla China o Las Pirámides de Egipto
Machu Picchu o Las Torres Gemelas
Trilce o Altazor o
Quién sabe a Franz Kafka manejando el otro Platero de Lima
Y su abismo es un misil que atrapa siempre a la maleta y no
notablemente
El cubismo es un Brasil que atrapa siempre a la paleta y no
notablemente
Un aforismo es un candil que atrapa siempre a la aleta y no
notablemente
Su exorcismo es un barril que atrapa siempre a la pataleta de crear
ahora
Algún nombre no común
Estigmergia o algoritmo de los quipus
Para hacer feliz un antínfeliz



*Del nacimiento de un habitante de Rago.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Para no ver un asesinato en la calle o Que sueñen con un santo (asalto) llamado poesía

Para no ver un asesinato en la calle o
Que sueñen con un santo (asalto) llamado poesía




.........................Al único amor sin pena sin dicha sin retorno
.........................Al porvenir de los dementes
.........................A los sepultureros a los alegres compañeros de presidio
.........................Al punzante al ardiente recuerdo del tatuaje
.........................A mi amada muerta
.........................A quienes dudan todavía

.........................César Moro



Quisiera ser inocente en un planeta inocente
Milagro murciélago minero ciego hombre al revés
Todavía un niño de tierra liberado redimido
Libelo rinoceronte expresionista de lo clásico
Un molino nuevísimo moliendo el cuerpo santo de la poesía
Un monstruo con cabeza de árbol
Brazos de aguacero tórax de caballo
Piernas de hambriento flamenco rojo blanco y rojo
Cuello de poeta muerto pero eterno
Paria de madera que navega en el grifo amarillo horno de mujer
Mirada de mariposa ebria negra en totalidad
Existencia de menos 4 horas en Pisco Sour y ser de frágil
y lúcido espanto
Caminata de una rueda de hueso o clavícula de hierro líquido
Vida playa paradoja
La poesía sin sangre
Bosques de ideas cuelgan hermosos cuerpos
La poesía que es maravilla imperfecta o
Sueño a la salida de la vida a la primera puerta de la muerte
Tan blanca como La teoría de la relatividad
Amor insustituible máquina de hacer paz
Para no ver un asesinato en la calle
Solamente ser un instante sagrado en secreto el corazón
de La Antártica
Antorcha en vuelo sostenido alguna imagen abortada
Una brisa cortante subterránea y suave
Una destrucción justificada para empezar de nuevo
Como ente invisible aferrarme al inefable
Pasajero del amor tan crudo y verdadero
Una mirada inocente flexible acomodable en mí
También frágil e incompleto horizonte
En esta ciudad como en cualquier ciudad que jacta de grandeza
Habida pasada o por venir en los ingentes cubos discos díscolos
La poesía que siempre está oculta
Es habitante multiplicado en capital fauvista del herrero
La fruta de Tokio México New York Beijing París Sidney
Sao Paulo Frankfurt Londres Buenos Aires Montreal
Barcelona y Zurich
Están regadas las ánimas de La Biblia
En corderos negros recorriendo a paso en tríptico
Los bellos murales de Los reyes rojos
Con espadas de sudor y agua clara entre lágrima y lápida
en el lago Titicaca
Para poder jugar con mis amigos en una calle ancha e infinita
Tantas veces infinita mayores veces visitada
En óleo todavía siempre virgen la pinacoteca puente
Del Banco Central de Reserva de mi amado Perú transitando
Otra vez Lima en un podomóvil loco de corequenques inmortales
O dentro de un cóndor submarino galopando
Como salmón preñado a La serpiente de oro
Marca autóctono autónomo auténtico auquénido o Fórmula 1
Incansable a tajos y salivazos en la cara entre cataratas cañetanas
Abrazando a sonrisa la sombra que tiene patas de araña
Copulada y tragada por la luz indiferente
A su ternura negra culpable de corazón mineral
Esta mano tan robótica como cauda equina
Todos los días largo el reloj rogando sobrevivir y ver belleza
Despojada de un límite o Poema sin límites de velocidad
Al vacío incompleto para amar verso abstruso
Desnudo en el cráneo océano del Caballito de Totora
Ser primario nota prohibida el secreto de los secretos de Los Andes
Camino que da la vuelta al mundo está esperando
Una mirada guardada o Kachampa de Teodoro Valcárcel
Bajo alguna mastaba en telar o roca hecha nudo infinito
Caverna que sale y entra válvula policúspide en la montaña flor
Vida tan corta pasajera retornada y extraña
Como permanente desconocida
Edad de la Tierra espero no único planeta de la poesía
Atropello de dejar de existir perversión de morir
Galería del amor luz azul piel de mujer
Devoción o vaso de agua muerta resucitada en vida
Instrumento o vientre de madre que llena
El vacío espejo o símbolo de caos
Los cuentos de prosa patria dadaísmo por mi vida
Y no las filiales Prosas Apátridas de Julio Ramón Ribeyro
Alga inocente que crece del hidrógeno estancado
Estribaciones andinas que brotan sobre la arena frutal antonimia
Escupamos el amor guerra y nos embarramos amor paz paz amor
Labio a labios pausa hembra macho macho hembra o
Granizo sin polo comienzo cometa tornillo idea de fuego
en juegos loco
Con mis amigos encontrar la poesía para jugar
A estar despiertos siempre vivos siempre
Alegres todo lo que se pueda
Cuerpo oscuro de átomos que comen luz blanca y quieta
Internamente somos microbios esperpentos arquitectónicos
Construyendo vagos y delicados objetos químicos
Por la ciudad que no es está invertida de mirada superrealista vasta
El cerro San Cristóbal del lapicero playa viva en la niña
Mis cínicas cinco pulgas como trompa de elefante América
En arco y lanza india al rescate de Atahualpa
Soporte de balcones y terrazas arqueológicas laberintos de poesía
Exactamente tallada en cuerdas rústicas
Piedra parida o amamantada en piedra
Una ínsula infinita de aire y existencia solar
Vivir un amor raudo con una mujer lo menos posible extranjera
Lo más posible en sueños de abierta primavera
Para amarrarla y ser primera flor sobre planeta inocente
Distante pero puro en mi ciudad natal o pueblo nuevo
Elijo mi libertad para jugar fútbol todos iguales
Con sangre y sin sangre en moto camión triciclo convertible
bicicleta limosina
Tren avión patines camioneta helicóptero skate combi cohete o bus
En gran vereda que cae golpea cierra grita se eleva y explota y
mata a veces
El tiempo en una tuerca o piñón de Lima sensible y frágil
Un basural en Caquetá y un edificio en lancha
Noche que intercambias una estrella por un plato vacío
Escultura perenne estática que llena los ojos ponzoñosos
El que recauda en vastas bolsas blancas el difunto
Las botellas chancadas ocupan menos espacio
Con un pie con una cosa abstracta
Aquella la que se bebió el agua que regala la vida
Un humilde igual de increíble existencia las flores de ozono
Los que tienen más de seis hijos que los libros no valen
Sino únicamente su peso en papel reciclar igual un poema lento
Que se traga su complejidad simplicidad maravilla
Que sobrevive sin balcón sin jardín ciudad
En La Punta más ligada al fardo vacío azul del Océano Pacífico
Sempiterno cuadro en fresco hábito y red de oro
De Fernando de Szyszlo para pescar el cielo plomo
El plomo del cielo imprimir y olvidar recordar
La no tan horrible Lima para despejar Lima la temible
Santa poesía líbrame de seguir destruyendo mi planeta vivo
El planeta vivirá el planeta recuerdo los que vendrán
Tortugas apiladas bacanales como montón de piedras cabañas
tumbas
Vida espero irrepetible pesadilla
Estallaban en 20530 pedazos las chozas coches bancos
Cosas de juguetes tristes de los niños recaudando
Los estómagos de sus parientes y vecinos tan distantes
Hechos pedazos y la calle era el Perú
Y el Perú un camal que sacrificaba el oxígeno que a las justas
bebíamos
De vez en ves cuando se materializaban los panes intangibles
Y a todo camino rezábamos separar un lugar tranquilo en el cielo
Aun sobre la vida incorrecta
Hacíamos largas colas para comer cabezas de pollo críptico
E iba al colegio y nada sabía de regresar a casa
Todo era despedirse fuerte llorar con todas las esperanzas a cuestas
Para que retornes completo y no me digan la mitad
Que mi madre no lo soportará
Para enterrarte sólo el fémur y calcular la libertad
Todo estaba incorrecto se sufría de ida y vuelta
De dentro para fuera y de afuera para adentro
Éramos los radares negativos y no como La piedra autocrítica
Pero yo he crecido mi sangre peruana se despierta
Ahora que hay algunos votos verdaderos
Todo puede ser diferente
En las calles solitarias de colores estará evidente Lima la fauvista
En la calle quisiera ser un niño y pasear tranquilamente
Por la tierra verde hojas jardines bosques selvas monte de madre
Amarilla sol eterno día entre flores fotosíntesis del pan
Marrón hombres puros vidas densas montañas columnas vertebrales
Rojo constelación de estrellas hijos dibujos o génesis
Genes que prometen la preservación de la vida
Gemas como puertas que amanecen siempre
Celeste charco laguna lago lluvia cuna y cañas dulces
Agua blanda diurna imperceptible hielo y
Miel Azul para otra clase de océano mar pulcro tierra toda santa
Para abrazar a mis amigos volar con ellos estas calles mágicas
Este cielo triste pero alegre como nosotros
Los sólidos danzantes de tijeras largas gordas y curvas frágiles
No en la calle futurista sino en la cama de una historia amada
Antigua y viva sobre el lomo de las mulas una cueva en Toquepala
Otra vez visitando con mi amigo César Tello
Avanzando en clave de canto y sinfonía etérea
Desde mi fálica Caral a la otra Machu Picchu
En barro piel ladrillo y pez de plata
Cíclica en La Procesión de La Papa
Con Gerardo Chávez en Chan Chan a la fruta disuelta una infusión
En escala blanca para tomar cultura todavía
Para escuchar La flor de la Canela enamorada de El plebeyo
Y no me arranches la cartera libro
Que no se me caigan los dientes como sombreros cariados en la sopa
Tu memoria que soy el mismo y tú mismo serena noche escalando
Un teatro en prohibición y polvo
Cuando vuelen mis museos favoritos
Mis parques ideales mis encuentros literarios y gritarán que venga
Mario Vargas Llosa José María Arguedas y Nicomedes Santa Cruz
A un voto solamente no al terrorismo que mata y retrocede para
vulgar llorar
Gritar a los jugadores de los dados
No tan eternos como siempre más humanos como un poco
Para sobrevivir por la misma calle desierta
Como sortijas de sangre regalada sobre cabellos esponjados
Cuando alguien cae cuando alguien muere
Cuando ya no juega el siempre
Sino únicamente de vez en cuando
A diamante sobre cascarón maíz de piedra plana y hueca
Semejanza de otra utopía que se acuerden
De César Moro en nombre del amor y sus preferencias finas
Que no olviden a Enrique Verástegui ni a Víctor Humareda
Que se exponga la obra pictórica de Jorge Eduardo Eielson
Que se desentierre publique y humanice a Felipe Huamán Poma
de Ayala
Que sueñen con un santo (asalto) llamado poesía
Por parcela comprada regalada invadida o heredada
Que desaparezcan las barriadas y esteras
Que se construyan naves trenes represas edificios
Avenidas erguidas para que todos sepan matemáticas
Para que no se ausente la luz
Que hablen cuatro idiomas para que no sufran
Desesperado esperanto cuando tomen los exámenes
Que recorran nuevamente la tremenda galería en Pachacámac
Anastomosar caño mar y océano Lurín y Rimac el atollado hablador
Silencio cuando alguien lee cuando alguien grita
Y aquel escribe en la computadora natural como jugar
Para no ver un asesinato en la calle
Hay que ser monógamo asumir responsabilidades
Y poder cantar en coro libre
El río de Javier Heraud
Como tú lo estableciste de María Emilia Cornejo
Madre de Carlos Oquendo de Amat
Para vivir mañana de Wáshington Delgado
Trilce de César Vallejo
Si me quitaran totalmente todo de Alejandro Romualdo
El pez de oro de Gamaliel Churata
El Perú de Marco Martos
Tercer movimiento (affettuosso) de Antonio Cisneros
En los bosques de cervezas azules de Juan Cristóbal
Casa de cuervos de Blanca Varela
Epístola dialéctica de Juan Ojeda
Abolición de la muerte de Emilio Adolfo Westphalen
El guardián del hielo de José Watanabe
Cor cordium de Róger Santiváñez
Pastor de perros de Domingo de Ramos
La colisión de Pablo Guevara
Dantes de Miguel Ildefonso
Las armas molidas de Juan Ramírez Ruiz
Composición de hombre marrón
Roca hielo luz o polvo agua y oscuridad
Tan humanos como siempre
Para entender que el sol brilla que la cultura existe y es siempre
Que no quisiera ver
Cuando estando fríos los metales solos lloran
Cuando los peces fabricados en tierra se queman
O cuando las aves se ahogan a pedazos en la flor
Que más que rosa de Martín Adán es un girasol que persigue al sol
En ambas manos sueltas
Direcciones libres
El corazón de niño



*Del nacimiento de un habitante de Rago.

sábado, 19 de noviembre de 2011

La poesía o el vuelo de la muerte

La poesía o el vuelo de la muerte



Pertenezco a una raza sentimental, / a una patria fatigada por sus penas, / a una tierra cuyas flores culminan al anochecer, / pero amo mis desventuras, / tengo mi orgullo, doy vivas a la vida bajo este cielo mortal / y soy como una nave que avanza hacia una isla de fuego.
Sebastián Salazar Bondy

¡Oh mágico relente / de los años! Olvido... / Ya todo está dormido.
Francisco Bendezú

Hasta que sentimos sobre nuestros ojos / Las primeras paladas de tierra / La última caricia inacabable / Y nos reconciliamos con nuestra procedencia.
César Calvo

El amor es idéntico / a sí mismo, yo soy / una multitud sobre la tierra.
Wáshington Delgado



Catarsis de líos erráticos son las manos desnudas, la escarcha de las manchas te faltan en la vida y sólo las miradas te guardan la imagen encontrada, en tu figura de sueño y poesía. Efectos de montaña están llamando hacia las selvas y las lluvias ya te mojan, las caídas de una cima en una piedra, poesía muerta. Todo lo que planta el vuelo de una nube en el recuerdo. La vida, el retorno de una espera infinita.
Varado en las casas destruidas por un tiempo ya el falso humano; la muerte de la llama azulada en los cielos de la vida. Acopiadas las pírricas mareas en las vidas de la tierra, heridas en la sierpe andan la suerte del que aguarda en la luna, zorra preñada, su despegue hacia la vida.

Amarillo muerte son las estaciones de un acierto ciego y demencia la letra escrita para toda la tierra. Universos de spondyllus: las perlas halladas en la perdición de la vida. Inefables jesucristos negros, el alma sentida en figuras, pensamientos todos los vacíos de una pugna: la que gana, el que pierde, la que sube o el que baja. La que vive o el que muere. La metáfora, parnaso de los indios hermosos. El tártaro prendido al pensar la existencia: la materia buscada en la ciencia de la imagen. Concepto meditado en una vida, tres, seis, mil, cero vidas. La mortífera experiencia deletreada; desterrado del pasado y del futuro. El omnipotente a la vida de su muerte, en el recuerdo un salvaje y puro.

Fariseo del tormento la ilusión del que todo piensa, en una vida solamente hembras, la existencia asociada a la vida de una idea. Una palabra en las alas de la muerte. El sentido de lo ausente, las sangres sonriéndome en las falsas alas de la muerte. En el vuelo sin el cuerpo, en la mirada. El sentido está prohibido. La presencia extinguida a lo lejos: cavilando perdido en un recuerdo hermoso. La existencia de lo impropio. Lo abyecto y lo vano, lo infame y lo blasfemo del tejido de una planta virgen en el cielo. De un niño violado en la mente, de las alas muertas jamás tocadas en el vuelo.

Amanecer sentido en un punto extraño en el recuerdo; inmaculada belleza india en las cero vidas: el ente más imaginario en la carne. La sexta existencia en matemática. Paralizarse con el silencio y pensar el milagro de la extinción: animal, raza o corazón. Será nueva creación, mi sentido del animal natural. Humanidad. Copulado, promiscuo, enamorado y muerto en su universo en la tierra. Religión para saber morir y matar, una necedad vivir. Su sensibilidad emparentada a todo lo que existe, muerto. Más allá el sobrevivir de sus conceptos, más acá asesinar el pensamiento.

Que nuestra parte humana se torne un abstracto, muerto, una idea hervida en el vuelo fétido; el vuelo sin las falsas alas. Que nuestra carne deje ya la mortandad de manos, el finiquitar de adioses, el olvido del presente en el futuro y en el pasado; el vuelo muerto sin las falsas alas. Que nuestro ente no sea obstáculo en lo creado muerto, en el tiempo muerto; el vuelo sin las falsas alas muertas. Que nuestra imagen sea ya el reflejo de las cumbres en el vuelo despedazado. Cuando sentimos la presencia yerta de lo ausente: el muerto que vuelo sin las falsas alas. Que la guerra sea carne ya creada en la última batalla, cuando pasemos a ser la existencia ultrajada, lo no presente en las figuras inocentes. El vuelo sin las muertes falsas.

El vuelo, vuelo muerto será en la falsedad: cuando dejemos la conciencia en la idea difundida, nuestra utopía de existencia en nuestro último reflejo. Aún sobre la tierra agonizante. En tu vuelo de muerto, en mi vuelo de muerte. En nuestro vuelo matando el vuelo de la muerte: vuelo que será en el infinito. Amo solamente alejado de mi mente.




De La poesía o el vuelo de la muerte.